A través de un acuerdo reciente, aquellos pacientes leves o asintomáticos, serán derivados al hotel. En el caso de pacientes que así lo requieran, serán internados en Clínica de Cuyo.

Ante el aumento de casos y la alarmante situación de pacientes infectados en nuestra provincia, Clínica de Cuyo presentó ante el Ministerio de Salud un proyecto para habilitar el Hotel Intercontinental. De esta manera, lograron aumentar su capacidad en internación, trasladando sus pacientes leves o asintomáticos a este establecimiento. La intención es procurar un adecuado tratamiento, cuidando la calidad y el confort.

Puesto ya en funcionamiento y con actitud solidaria, dio participación al Hospital Italiano de Mendoza, para que pueda internar también a sus pacientes, siempre bajo el control epidemiológico y gestión de enfermería, cocina, lavandería y recepción de la Clínica de Cuyo.

En total son 21 habitaciones que incluyen 3 suites disponibles tanto para casos individuales como también para familias que podrán compartir habitación. Además de las 4 comidas, cuentan con servicio para hacer pedidos especiales, internet y televisión por cable. El establecimiento garantiza el aislamiento total y preventivo de manera obligatoria.

Durante el período de estadía, un equipo de enfermeros y médicos asignados son los encargados de mantener el control y revisión de los pacientes, donde en caso de que haya alguna complicación serán trasladados a Clínica de Cuyo. Llegado el momento del alta médica, un equipo de limpieza se encargará de efectuar desinfecciones con lámparas UV, manteniendo el orden y control establecido por protocolo. Todas las medidas tomadas con extrema rigurosidad permitirán que el lugar quede en óptimas condiciones para su posteridad.

A través de este proyecto, Clínica de Cuyo logra disponer sus cupos de internación para pacientes que requieran de mayor intervención y cuidado médico. Pudiendo entonces mantener la organización necesaria que la comunidad mendocina necesita para este episodio de pandemia.